• Etiqueta de Eficiencia Energética

    Etiqueta de Eficiencia Energética

    31 de Agosto de 2017 a las 10:14

    ¿Qué información ofrece la Etiqueta?

    Entienda la etiqueta de eficiencia energética de su ventana. Se distingue una clasificación de invierno y una clasificación de verano.

    La clasificación de invierno tiene siete niveles de eficiencia, que van desde el color verde y la letra A para las ventanas más eficientes, hasta el color rojo y la letra G para las menos eficientes.

    La clasificación de verano tiene tres niveles de eficiencia que van desde tres estrellas para las ventanas más eficientes hasta una estrella para las menos eficientes.

    Transmitancia térmica de la ventana (U medido en W/m2k):

    La transmitancia térmica es el indicador del flujo de energía a través de la ventana desde el lado caliente al lado frío.

    Cuanto menor es el valor de la transmitancia térmica (U) más eficiente térmicamente es la ventana

    Permeabilidad al aire de la ventana (clase):

    La permeabilidad de la ventana es la propiedad para evitar las filtraciones de aire entre los recintos que separa.

    La permeabilidad al aire de la ventana se clasifica en clase 0, clase 1, clase 2, clase 3 o clase 4. La clase 4 es la mejor clasificación (menores infiltraciones y por tanto mayor estanquidad). A mayor estanquidad más eficiente térmicamente es la ventana.

    Factor solar del acristalamiento (g, adimensional):

    Es la característica del vidrio de la ventana que permite una mayor o menor transmisión de la radiación solar incidente hacia el interior de la vivienda. A medida que el factor g aumenta, más cantidad de radiación solar entra en la vivienda. Su valor óptimo dependerá del efecto que se busque según la ubicación de la vivienda (orientación principal, situación geográfica, estación del año, etc.).

    En situaciones de gran soleamiento (orientaciones sur, elevado número de horas de sol, clima predominante de verano, etc.) se busca disminuir la aportación de la radiación solar, es decir, g menor.

    ¿Qué garantías ofrece la Etiqueta?

    • La Etiqueta es responsabilidad única del licenciatario del software.
    • El origen de los datos de entrada para el cálculo de la clasificación de eficiencia energética proviene del Marcado CE de la ventana o del acristalamiento. En el caso del Marcado CE de la ventana el fabricante está obligado a su marcado desde el 1 de febrero de 2010
    • A través de un simulador virtual en el apartado de usuario Profesional se puede obtener la clasificación para la ventana

    Además de las prestaciones técnicas de de las ventanas hay que destacar los siguientes conceptos:

    Importancia de la correcta instalación de la ventana

    Para garantizar la eficiencia energética de la ventana es fundamental una correcta instalación de la ventana que garantice que las prestaciones de la ventana se mantienen tras la instalación y durante la vida útil de la ventana.

    Mejora de la eficiencia mediante el aprovechamiento óptimo del sombreamiento (toldos, persianas, etc.)

    Aunque la etiqueta no lo recoge explícitamente, una buena utilización de los sistemas de sombreamiento permitirá conseguir unos mejores resultados de eficiencia energética.

    En verano la disposición de los elementos de sombreado, como los voladizos, los toldos y persianas, porches, etc., podrán evitar ganancias de calor.

  • Condensaciones en las ventanas

    Condensaciones en las ventanas

    3 de Septiembre de 2017 a las 16:41

    La humedad, esa indeseable pesadilla, da la cara de diferentes maneras en nuestro hogar y una de ellas es justamente en la que nos vamos a centrar hoy: la condensación en las ventanas.

    Si lo has sufrido este invierno, sin duda no querrás que se repita, y si no, tampoco creo que te apetezca convertirte en una víctima de este problema. Por eso, toma buena nota para equiparte para el próximo invierno.

    ¿Qué es la condensación de las ventanas y cómo se produce?

    Es un fenómeno que casi siempre ocurre en invierno ya que tenemos que hacer frente a la combinación de las bajas temperaturas y al aumento del nivel de agua (la humedad). Así, al producirse el contacto entre las frías temperaturas del exterior con los elementos de la ventana (vidrio y perfil principalmente), si éstos no son los adecuados, tienden a aparecer las condensaciones. Por tanto, uno de los elementos que influye en que tengamos mayor o menor grado de condensación es la calidad de los componentes de la ventana. Desgranamos cada uno de ellos:

    • Si el vidrio es de doble acristalamiento y bajo emisivo la condensación será mucho menor que si tienes un vidrio simple. Y atención porque si es de doble acristalamiento se pueden diferenciar varios tipos de condensación en función del vidrio: en el interior de la cámara, en el vidrio interior y en el exterior.
    • Y lo mismo ocurre con el perfil: el material, las hojas de la ventana con sus cámaras de aislamiento, el nivel de impermeabilidad al agua y la ventilación interna del cerramiento son decisivos.
    • ¿Y tiene algún papel en todo esto la persiana? Más que eso, en ocasiones es precisamente el foco del problema, pues a veces hemos invertido en unas ventanas de calidad, pero la persiana no está a su altura. Las persianas pueden ser nuestro aliado para evitar condensaciones o nuestro peor enemigo. Creo que todos estamos de acuerdo en qué lado es mejor tenerlas.

    Sin embargo, a veces a pesar de tener una buena ventana también aparecen condensaciones. En este caso la culpa no es de la ventana, sino de nuestras acciones. Y entre ellas la más común es la falta de ventilación.

    ¿Cuáles son los síntomas de la condensación?

    Notarás que en los días fríos se mojan los cristales dando lugar al famoso vaho e incluso caerán gotitas de agua (se dice que las ventanas “lloran”) que pueden llegar a entrar en tu casa.

    Otros efectos suelen ser la aparición de moho o la dificultad para mantener la temperatura idónea en el hogar. Además, esta última señal alerta también de que la ventana no está cumpliendo con su función de aislamiento, lo que hará que la temperatura no sea estable, subiendo así considerablemente el gasto en calefacción (en invierno) y de aire acondicionado (en verano).

    ¿Cómo soluciono la condensación?

    Al igual que cuando nos ponemos malos, una vez detectada y diagnosticada la enfermedad, el médico la combate con los medicamentos. Aquí tienes tu dosis de curación para la condensación.

    • En cuanto puedas, hazte con unas ventanas de calidad. Mejor que no sean metálicas, puedes elegirlas por ejemplo de PVC. Asegúrate de que tienen un buen nivel de aislamiento térmico (lo ideal es que su valor U sea inferior a 2) y mejor si incluyen sistemas de ventilación controlada. Además, es recomendable que las instales con los denominados vidrios bajo emisivos.
    • Y es imprescindible que ventiles todos los días. Ya sabes, de 5 a 10 minutos cada día (lo ideal es por la mañana) y si puede ser por ventilación cruzada aún mejor, ya que con esto conseguirás reducir la humedad interior.

    Desde ahora, el terrible problema de la humedad en casa, materializada en condensaciones en tus ventanas, ya no te molestará más en próximos inviernos. Si sigues nuestros consejos, el éxito está asegurado.

  • La ventana de la ciudad

    La ventana de la ciudad

    30 de Septiembre de 2017 a las 11:31

    Diseñada para la ciudad, ofrece máximo aislamiento acústico para un confort ideal en condiciones de ruido.
    Ekonal ofrece la instalación perfecta para que las prestaciones de esta ventana sean las que el cliente necesita.

  • La ventana con máximas prestaciones

    La ventana con máximas prestaciones

    1 de Octubre de 2017 a las 15:18

    La ventana FS7V-T de EKONAL, ofrece las máximas prestaciones:
    - Acústicas
    - Térmicas
    - Seguridad